Manage Organizational Change

 

El compañero que conduce a la Transformación Digital sin fricciones

Manage Organizational ChangeLa transformación es el camino que eligen los líderes empresariales para desmarcarse de lo que hacen los demás, superarse a sí mismos y crecer. El cambio es difícil, y muchos empleados no solo se resisten, sino que intentan evitarlo. Según un estudio de la consultora McKinsey, solo el 26% de las iniciativas de Transformación Digital tiene éxito. Por este motivo, es fundamental buscar la manera de revertir el miedo a lo desconocido. Y es que cuando el cambio es revolucionario, la oposición es aún más feroz.  

Lo ideal es dar a conocer los planes siempre con la comunicación presente; entusiasmar al equipo para que se sienta parte de la iniciativa. Si la presentamos como un hecho consumado es muy probable que aquellos que son escépticos al cambio endurezcan su oposición. Si a esta situación común en las empresas más innovadoras se suma la nueva normalidad derivada de la pandemia provocada por la COVID-19, el resultado pasará factura al negocio.

¿Cómo avanzar sin dejar a nadie atrás? Manage Organizational Change es un servicio que tiene como objetivo involucrar a todos los miembros de la organización. Convierte a cada persona en la protagonista de su cambio y al programa, solución o software que se va a implantar en un miembro más de la plantilla. Se centra no solo en los objetivos inmediatos del nuevo proyecto sino también en el proceso de cambio en sí. La clave reside en apoyarse en los valores primero y en la tecnología después. Así, se puede avanzar sin que la meta se diluya por el camino. Además, es fundamental que se adapte y adecúe tanto la formación como la comunicación a los nuevos tiempos donde hay empleados en casa y en la oficina. Y se incrementen las acciones.

La inteligencia, la responsabilidad y el liderazgo colectivo priman para que todo evolucione y nadie se sienta perdido. El protagonista del cambio es la persona; el resto de los elementos deben adoptar el papel de facilitadores. No es momento de estar más pendientes de colgarse medallas, que de inspirar y motivar. Los datos refuerzan esa línea. Según un informe de Pulse of the Profession, el 70% de los proyectos que cuenta en su abordaje con la gestión del cambio alcanza el éxito en sus iniciativas estratégicas.

Es hora de optar por una perspectiva donde estén involucrados todos los empleados; de rodearse de profesionales que posean el conocimiento técnico necesario de las herramientas que implantan, así como de planes de gestión personalizados. Ahora bien, pregúntate: ¿Quieres avanzar con un aliado con el que crecer sin fricciones?

Nuestra metodología se basa en:

  • Crear un entorno positivo: Es fundamental fijar las bases para crear un entorno positivo en el que definir la estrategia de gestión del cambio
  • Evaluar el entorno: Estudiar la madurez organizacional de la compañía
  • Conducir el cambio: Desarrollar planes que definan los pasos a seguir para llevar a cabo el proyecto de gestión del cambio
  • Servicio de mejora continua: Monitorizar el nivel de adopción y aceptación del cambio organizacional

¿Y cuáles son los beneficios de seguir esa hoja de ruta?

  1. Mejorar la comunicación de las personas involucradas en los cambios
  2. Aumentar la capacitación de los usuarios de nuestras soluciones
  3. Fomentar una actitud positiva hacia los cambios mejorando la visión de la organización
  4. Es la pieza clave para que las transformaciones se completen de forma exitosa

Así que cambia el chip. La cultura de una organización no se construye solo desde la visión de la dirección, ni siquiera se alcanza con la innovación, se refleja en los proyectos y resultados del día a día de los equipos de trabajo. Es verdad que la gestión del cambio es difícil pero las compañías deberían cuestionarse con urgencia cómo adaptarse, porque, de lo contrario, perderán ante las organizaciones que son digitalmente nativas y más propensas a evolucionar.

 

Más información